¿Cuándo empezó esta aventura?

Quizá pudo iniciar cuando desde muy pequeña soñaba con ser independiente, con crear cosas, con ser dueña de mi tiempo y poder mejorar la situación de los que me rodeaban o cuando aun teniendo una corta edad empezaba pequeños negocios con mis amigos. Recordando entonces, creo que el emprender nació en mí mucho antes de que lo pensara y al igual que muchos, sabemos que la historia no comienza cuando creas tu propia empresa y empiezas a tener éxito ya que antes de eso hubo un largo proceso por el cual tuvimos que pasar.

Al principio no todo es color de rosa como pensamos que sería el emprender, la gente piensa que estás loco, ¿cómo puedes pensar en no trabajar de manera dependiente para arriesgarte con algo así, de qué vas a vivir?, ¿Cómo esperas salir adelante con tanta competencia en el mercado?, o “eso de emprender es para personas mayores y con experiencia” entre otras muchas  de las preguntas y afirmaciones  que suelen hacer cuando decides dejar de vivir como la gran mayoría lo hace.

Pienso y creo que el emprender es más que soñar, es una lucha constante, es tener la libertad de hacer que lo que te apasiona, a veces creo que es como ir en una montaña rusa o tener una katharsis de emociones, pues así como habrán días maravillosos tendrás días en los que querrás dejarlo todo, pero realmente cuando estas comprometido contigo mismo para lograr tu propósito sabes que el renunciar no está en tus planes.

Y ciertamente ser un emprendedor no es seguir recetas como creemos, la realidad es mucho más difícil, apasionante y compleja,  debemos ser conscientes de que esto conlleva esfuerzo, constancia, grandes obstáculos y  sobretodo sacrificios, esto sucede en los negocios, estudios, o en nuestra vida diaria, sea en el ámbito que lo quiera ver usted y yo pero debemos pagar el precio del sacrificio.

 CEO fundadora y administradora de LOS LÍDERES, servicio de consultoría & coaching.


CEO fundadora y administradora de LOS LÍDERES, servicio de consultoría & coaching.

Detrás de cada gran emprendedor o líder existe una lista extensa de precios que cada uno de ellos ha tenido que pagar y cuando hablo de precios no precisamente me refiero al dinero sino a algo que va más allá, es el precio del tiempo y del esfuerzo lo que los hizo exitosos.

Muchas veces nos tocará fracasar y experimentar el sinsabor que produce cuando las cosas no salen como esperas, para esto cuando estén a punto de iniciar algo pregúntense a sí mismos si están dispuestos a fracasar con tal de luchar por lo que se han propuesto, con esto simplemente los estoy invitando a que evalúen sobre el motor que lo está impulsando a hacer lo que hacen.

Indudablemente el proceso no es fácil, pero cuando has alcanzado el objetivo, cuando ves tu sueño cristalizado, una vez que has llegado a la meta y sabes que estas ayudando a muchas otras personas, todo cobra sentido, has cumplido con tu propósito de vida y no hay nada que te haga más feliz que eso.

Considero que en nuestro país aún existe  poca cultura de emprendimiento y contamos con  una necesidad enorme de edificar a  líderes con actitud de servicio y mentalidad de legado que hagan que los emprendimientos trasciendan y esto solo se logrará cuando nos convirtamos en un espejo de lo que queremos ver en nuestra gente, aquí cito las palabras de Gandhi cuando dijo “Nosotros debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo”, y creo que  dentro de cada uno vive el dominio de hacer de nuestra patria un Ecuador diferente, un país de constante desarrollo y de personas que se reinventen a diario, de emprendedores que contribuyan a la sociedad y decidan llevar sus sueños al plano de la realidad pero esto solo sucederá cuando entendamos que el cambio empieza por nosotros mismos.

Felicito la iniciativa realizada por la Universidad Politécnica Salesiana, quien no solo me ha formado como profesional sino que también está brindado oportunidades a través de iniciativas como los espacios de Coworking para que los estudiantes desarrollemos proyectos y nos convirtamos en emprendedores dispuestos a contribuir en el cambio. Mismos estudiantes a quienes reto a que decidamos invertir en nuestro desarrollo, a crear una cultura profesional de emprendimiento, a enfrentar el desafío de plasmar nuestros proyectos con mayor valentía y compromiso,  porque si lo hacemos el crecimiento será inevitable.

Bianca Benavides Cabrera 21 años, egresada de la carrera Administración de empresas con mención en Marketing en la Universidad Politécnica Salesiana. Titulada internacionalmente como Licenciada y Máster Practitioner en Programación Neurolingüística en Escuela José Torres & asociados avalado por Richard Bandler & the society Neurolinguistic Program. Coach Ejecutivo en Business Coaching School con el aval de la UEES y el IAC Master Coaching, actual estudiante en la Escuela de Emprendimiento y Liderazgo ciudadano II promoción.

Bianca Benavides Cabrera 21 años, egresada de la carrera Administración de empresas con mención en Marketing en la Universidad Politécnica Salesiana. Titulada internacionalmente como Licenciada y Máster Practitioner en Programación Neurolingüística en Escuela José Torres & asociados avalado por Richard Bandler & the society Neurolinguistic Program. Coach Ejecutivo en Business Coaching School con el aval de la UEES y el IAC Master Coaching, actual estudiante en la Escuela de Emprendimiento y Liderazgo ciudadano II promoción.

Actualmente trabajo junto a un equipo en una consultora propia que en pocos días cumplirá un año en el mercado, oficialmente tendré un año como emprendedora pero casi una vida en el proceso.  Recuerden que el futuro está lleno de oportunidades maravillosas y de muchos sueños por alcanzar.

Saludos.

Coach

Bianca Benavides C.

CEO “Los Líderes”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario

  1. Excelente Blogger Coach Bianca siga adelante!

Se han cerrado los comentarios